pescado

Preparación del pescado: otras técnicas exquisitas

El proceso de preparación del pescado, es un tanto delicado, al tiempo que son variadas las técnicas de las que podemos disponer, para que quede exquisito y, además, para que no pierda sus propiedades nutricionales, ni su textura que es tan característica.

Algunas técnicas para preparar el pescado, de tal forma que quede exquisito

1. En Salsa: si bien es cierto que existen diferentes salsas para preparar un pescado exquisito, también es verdad que la salsa blanca, la hecha a base de tomates, la marinera y la de tomates y cebolla (que es la típica salsa colombiana), suelen ser las más pretendidas y utilizadas.

Para la preparación del pescado, es preciso tener en consideración que especies de carnes duras, como es el caso de la merluza y el bagre, son las más utilizadas para ser preparadas en salsa.

Usualmente, el pescado se corta en medallones o en lomos. Entonces, se pican o trocean todos los ingredientes de la salsa que vayamos a preparar para, luego, sofreírlos en una sartén.

Luego, agregamos el pescado para dejarlo cocinar durante quince minutos, aproximadamente y, eso sí, a fuego

Con el fin de que la salsa no se llegue a quemar, es posible adicionarle un poco de agua, a los ingredientes que se están sofriendo.

En algunas recetas, se recomienda añadir vino blanco, en vez de agua. Es de lo más exquisito el resultado final.

Preparación del pescado: otras dos técnicas fáciles y rápidas

2. Al Papillote: se trata de una tradicional técnica francesa, en la que los alimentos (en este caso, el pescado) se envuelven, usualmente, en papel de aluminio o, bien, parafinado, para formar una especie de paquete o “empaquetado” como se dice en algunos países.

Esta suerte de envoltura conserva todos los jugos del pescado y, precisamente, en estos jugos se cocina el mismo. Antes que nada, es preciso sazonar el pescado o sus filetes, con los condimentos predilectos, siendo la sal, la pimienta, el tomillo y el estragón, los más recomendados y adecuados.

Luego, llevamos el pescado al horno (no se trata, precisamente, de un pescado al horno, por más que se utilice este), para dejarlo allí por cerca de 10 minutos, a 350 ° F. Se trata de un método bastante saludable, en vista de que evita las grasas.

3. Pescado Frito: se trata de una de las técnicas más comunes y utilizadas en todo el mundo, especialmente, cuando acudimos a restaurantes típicos de ciudades costeras.

Es bastante pretendido, en vista de su textura crocante y por ese sabor tan particular que resulta cuando nos queda bien dorado.

La clave del éxito para preparar un buen pescado frito, radica en la utilización del suficiente aceite, para que el pescado se pueda desplazar en el aceite mismo y que no quede falto de crocancia, ni que no se cocine de manera uniforme.

De otro lado pero en el mismo orden de ideas, digamos que el aceite debe estar bien caliente, esto es, a unos 390° F. Luego de diez minutos, es necesario voltearlo para dorar el otro lado, haciéndolo con mucho cuidado.

Este método de preparación del pescado, no requiere de muchos condimentos, en tanto que basta con sazonar con sal y limón, dado que, si nos excedemos en los condimentos, podría quedar demasiado “recargado de sabor”, lo que no es, para nada, adecuado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *