Digitalizar un negocio tradicional

Cómo digitalizar un negocio tradicional

La digitalización de los negocios hace referencia a la acción de migrar la actividad de una empresa tradicional directamente al mundo digital, lo cual quiere decir que tanto las operaciones como los procesos habituales deben transformarse mediante la introducción de herramientas tecnológicas que permitan reinventar cualquier tipo de negocio.

Y es que la digitalización ofrece la posibilidad de aumentar el nivel de productividad de los negocios y, al mismo tiempo, optimizar sus oportunidades de crecer.

¿De qué manera realizar la digitalización de las empresas tradicionales?

El hablar sobre la digitalización de los negocios tradicionales abarca cada una de esas empresas que se caracterizan por no estar digitalizadas y desean usar estas herramientas digitales.

En este sentido, a continuación se explica paso a paso de qué forma transformar un negocio tradicional para que se convierta en una empresa digital:

1.      Adquirir capacidades digitales

Logística, marketing y distribución, suelen ser bastante diferentes dentro del entorno online, razón por la cual al digitalizar un negocio tradicional exitosamente, es esencial asegurarse de adquirir las competencias correspondientes, o apostar por contratar a algún profesional que cuente con ellas, ya que de otro modo será muy complicado que la empresa pueda alcanzar su potencial.

2.      Evaluar el estado del negocio

Hay que considerar de qué manera funciona la empresa, al igual que sus fortalezas a nivel competitivo y también sus debilidades. De esta manera, por ejemplo, si el negocio es un poco desorganizado, puede ser apropiado migrar parcialmente hacia el mundo digital utilizando herramientas que ayuden a clasificar los datos de la empresa.

En caso de necesitar y querer incrementar las ventas, tal vez sería acertado hacer un análisis del flujo de caja (“cash flow”) a fin de conocer qué ingresos y gastos tiene la empresa, para luego poder establecer una apropiada estrategia digital.

3.      Establecer objetivos y elaborar un plan de acción

También hay que considerar de qué manera se desarrollarán los procesos laborales y cómo se alineará la estructura interna junto a los nuevos objetivos; asimismo, hay que tomar en cuenta el presupuesto disponible e incluso, tener presente el número de trabajadores de la empresa, ya que de esta forma será posible saber si es momento de contratar a algún determinado profesional, por ejemplo, una agencia de mercadeo digital, un experto en redes sociales, etc.

4.      Formar a los trabajadores

El formara todos los trabajadores se encuentra entre las inversiones más acertadas que podría realizar un negocio, ya que a largo plazo permite contar con un personal realmente eficiente, el cual consiga un mayor nivel de productividad.

En este sentido, lo mejor que pueden hacer las empresas en fomentar la cultura digital y proporcionarles aprendizaje constante a sus empleados para que sepan trabajar con todo tipo de estrategias de digitalización.

5.      Invertir en presencia digital

Dentro del mundo de los negocios el que no invierte no gana, por lo que al digitalizar una empresa tradicional existen diversas formas de hacerlo.

Para empezar, existe la posibilidad de contratar asesores, consultores SEO y especialistas, ya que actualmente existen profesionales que se dedican especialmente a ayudar a los negocios para que puedan actualizarse.

Así, pueden ser de ayuda para elaborar estudios acerca de lo que requiere la empresa, y cuál es la mejor manera de obtenerlo.

También podrían ofrecer asesoramiento en cuanto a las metas del negocio, señalando si las mismas son realistas y un aproximado del tiempo que se requiere para poder alcanzarlas, pero antes de escoger a un asesor, lo mejor es asegurarse de investigar bien y tomarse el tiempo necesario para poder escoger al profesional más adecuado según las necesidades del negocio.

De la misma manera, es muy apropiado invertir tanto en software como en herramientas que ayuden a simplificar las labores diarias del negocio.

En este sentido cabe mencionar que en numerosas ocasiones los asesores también pueden ofrecer ayuda para determinar qué herramienta son las más apropiadas de acuerdo a la situación de la empresa.

¿Qué beneficios ofrece la digitalización de los negocios tradicionales?

La digitalización de un negocio tradicional puede ofrecer numerosos beneficios al mismo, ya que entre sus principales ventajas se incluyen las siguientes:

Gran alcance

Si bien una empresa podría llegar a tener una gran popularidad a nivel local, lo cierto es que nada se acerca realmente al inmenso alcance que puede ofrecer internet, y es que a través de la red, usuarios en cualquier parte del mundo tienen la posibilidad de encontrar y acceder a un negocio, e incluso de realizar pedidos y recibirlos en algunos días.

Ampliar el mercado

Cuando el producto de un negocio cuenta con un mercado de nicho, o por el contrario no llega a ser de consumo masivo, la digitalización podría suponer una gran alternativa, ya que permite ampliar ese mercado al ofrecer a las empresas la posibilidad de ganar reconocimiento a través de foros especializados y creando una buena presencia online.

Comodidad para los clientes

comprar de forma online

Gracias a la digitalización, los clientes ya no deben tener que hacer viajes largos o molestos desde su hogar a los negocios para poder adquirir los servicios o productos que necesitan, sino que tienen la posibilidad de comprarlos sin salir de casa.

Esto mejora su experiencia de compra y hace que prefieran a unas empresas sobre otras, convirtiéndose así en clientes fieles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *