Cómo cuidar las flores siemprevivas

Las flores siemprevivas, igualmente conocidas como flor de papel, planta inmortal, y/o flor de paja, se trata de una planta perteneciente a la familia de las Asteraceae, la cual es proveniente de Australia, aunque es posible cultivarla casi en cualquier parte a nivel global.

Consiste en una planta herbácea la cual podría ser tanto anual como bienal y que de acuerdo a la variedad a la que pertenezca, puede medir alrededor de 30-80cm de alto, por lo que resulta ideal para espacios interiores.

Sus hojas suelen alternarse entre lanceoladas y lineares, y sus flores se caracterizan por encontrarse compuestas por diversas brácteas coriáceas que poseen colores bastante brillantes, presentando una atractiva mezcla entre blanco, amarillo, rojo y rosa.

Cabe decir que tienen un período de floración bastante prolongado, siendo una gran opción no solo para interiores, sino también para exteriores.

En cualquier caso, a través del siguiente artículo estaremos hablando especialmente sobre cómo cuidar las flores siemprevivas, y también acerca de todo aquello que conviene conocer al tener este tipo de plantas en el hogar.

Todo lo que hay que conocer al tener siemprevivas en casa

flores siemprevivas en botes

Antes de empezar a cultivarlas, resulta preciso que tengamos en cuenta algunos aspectos que es esencial conocer para poder garantizarles los mejores cuidados y cerciorarnos que puedan tener esa larga esperanza de vida que le ha permitido conseguir diversos nombres asociados a su longevidad.

Y es que estas plantas tienen la capacidad de vivir durante un largo tiempo, y cuentan con una reproducción bastante simple.

Así, para lograr que se reproduzcan, será preciso cortar los tallos de las siemprevivas, y luego replantarlas dentro de alguna maceta que tenga tierra fértil.

De este modo, sus tallos al igual que sus flores, se encargaran de diseminar las semillas que se requieren para que las nuevas plantas logren germinar.

Las flores de papel destacan por ser plantas realmente hermosas, las cuales serán ideales para decorar todo tipo de espacios, e incluso podrían ser un bonito regalo para sorprender tanto a familiares como a amigos.

Sin embargo, es importante proporcionarles algunos cuidados básicos a fin de lograr protegerlas y poder apreciar su belleza, por eso, a continuación estaremos hablando acerca de esos cuidados que necesitan las flores siemprevivas.

¿De qué manera cuidar una planta inmortal?

Las plantas inmortales no consisten en plantas débiles, sin embargo, no conviene dejarlas fuera, y del mismo modo que ocurre con una gran variedad de plantas, después de su floración lo más apropiado suele ser cortar su tallo desde la base, promoviendo de esta forma su auto-regeneración.

Tomando eso en consideración, los cuidados básicos que requieren las flores siemprevivas, consisten en los siguientes:

Abono

Al momento de aplicar abono en las flores siemprevivas, lo más aconsejable suele ser apostar por el uso de abonos que estén especialmente destinados tanto a cactus, como a crasas.

Riego

Las siemprevivas tienen la capacidad de absorber la humedad presente en el ambiente, lo que significa que requieren poca agua.

De modo que hay que ser cuidadosos, ya que el riego en exceso las debilita, e incluso podría matarlas. En este sentido, lo mejor es regarlas semanalmente en verano y/o cada dos semanas en invierno.

Ahora bien, con el fin de determinar si la siempreviva requiere de riego, es posible introducir un palo dentro de la tierra, y si la misma está demasiado seca será preciso humedecerla.

Sin embargo, es necesario asegurarse de no crear charcos a su alrededor, debido a que podría ahogarse.

La ocasión ideal para realizar el riego es por las mañanas y/o cuando caiga el sol, cerciorándonos de no mojar sus hojas para evitar que los rayos solares puedan quemarlas.

Drenaje

Resulta esencial que las flores siemprevivas dispongan de un buen drenaje a fin de impedir que su base termine encharcándose y, de este modo, fomentar el desarrollo y crecimiento de sus raíces.

Para esto, es recomendable utilizar algún sustrato de cultivo universal, combinado con bolsas de arcilla o perlitas.

Exposición solar

Las plantas inmortales requieren de una gran exposición a la luz, sin embargo, es importante evitar ubicarlas en espacios donde puedan quedar directamente expuestas a los rayos del sol, debido a que podrían terminar deshidratándose.

Esto es especialmente importante, ya que pese a ser plantas de interiores, necesitan contar con un poco de luz solar para poder crecer y mantenerse sanas; por eso, al no colocarla en exteriores, lo mejor será ubicarla cerca de una ventana donde puedan recibir suficiente luz.

Temperatura

Las flores siemprevivas son capaces de sobrevivir sin problema frente a las temperaturas cálidas y muy cálidas que pueden presentarse a lo largo del verano; sin embargo, no ocurre lo mismo ante las heladas que vienen durante el invierno.

ramo siemprevivas

De modo que es apropiado sembrar las siemprevivas dentro de maceteros que después sea posible trasladar al interior del hogar, en caso de que se presenten heladas demasiado intensas al llegar el invierno.

Poda

Lo más recomendable es podarlas a fin de mejorar el flujo de sus flores; de modo que conviene retirar las flores marchitas para permitir el desarrollo de nuevas flores.

Enfermedades y plagas

Normalmente, las flores siemprevivas se encuentran libres de plagas, aunque igual es posible que puedan llegar a infectarse, por lo que conviene el uso de ciertas alternativas libres de químicos, por ejemplo, el azufre para garantizar que no se vean afectadas por insectos y al mismo tiempo, aprovechar su efecto fungicida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *